Carrera 4 # 4 - 63 Barrio San Antonio Cali - Colombia PBX: (572) 5240916 comunicacionescv@camacolvalle.org.co
CALI

Sector de la construcción crecería 2,4 % en este segundo semestre del 2017: Camacol

El primer semestre del año para el sector constructor no fue bueno, en especial por la caída en ventas de la vivienda para los estratos medio y alto.

Sandra Forero, presidente de Camacol, gremio que agrupa a los constructores del país, dijo que pese a eso hay elementos que hacen pensar que la situación de la vivienda mejorará en lo que queda del 2017 y proyectan que el sector crecería 2,4 % en el PIB del año.

La ejecutiva dijo que los estímulos para invertir en vivienda se perdieron con los cambios en la reciente reforma tributaria y que sería bueno buscar alternativas para revivir esos instrumentos.

¿Cómo se explica el bajo crecimiento de la construcción en el PIB del primer semestre del año?

Tuvimos un primer semestre que reflejó el ajuste a una nueva realidad económica. El sector no es ajeno a lo que pasa en el país y lo vimos reflejado en las cifras, el PIB constructor bajó 0,6 %.

Pero hay que mirar qué es lo que pasa. En solo vivienda social tuvimos un crecimiento en ventas del 17,9 % durante el primer semestre. Sin embargo, en el segmento medio, de viviendas entre $100 millones y $200 millones, tuvimos un descenso en ventas de 9,8 % y en los segmentos más altos la caída fue aún mayor. Eso fue lo que pasó en el primer semestre que había podido ser peor sino es por la vivienda de interés social.

El decrecimiento del valor agregado de nuestra actividad edificadora se vio en el PIB, por eso no nos sorprendemos con las cifras, sabíamos que había una moderación en la actividad por el ajuste de la economía.

Ante este comportamiento, ¿qué expectativas tienen para lo que queda del año?

Hay cosas que han cambiado de manera sustancial desde mediados de mayo. Primero, ya empezó a verse reflejado en la tasa de interés para crédito de vivienda, la reducción de las tasas del Banco de la República, que no se habían transferido meses atrás. Arrancamos el año con tasas promedio de 12,7 % y actualmente estamos hablando de 11,4 %.
Además, el comportamiento de la inflación, que está cediendo, nos hace prever que vamos a tener estabilidad en las tasas de interés del crédito hipotecario o una tendencia a baja.

El segundo elemento es que el Gobierno volvió a dar un espaldarazo a la actividad tomando una decisión en mayo pasado como fue no solo ampliar el subsidio a la tasa para vivienda hasta $320 millones sino que aumentó cobertura para 20.000 viviendas en el año 2018 y otras 20.000 para el 2019. Esto será fundamental para este segundo semestre porque los subsidios estaban solo para este año, lo que limitaba los negocios. Ahora esperamos que esto nos reactive el mercado.

De acuerdo con esto, ¿cuáles son las proyecciones, cómo terminará el sector este año?

Como todos ajustamos nuestras proyecciones. En el primer semestre vendimos 87.500 unidades de vivienda y la proyección que tenemos para este segundo semestre es comercializar 92.750 unidades para alcanzar un crecimiento de 6 % en ventas frente al semestre anterior. Eso nos sumaría en el año en total 180.250 unidades.

Con estos resultados proyectamos que el PIB de edificaciones podría crecer en el año 2,4 %. Vivienda aportaría 6 % y los destinos no residenciales tales como comercio, industria, hoteles y otros, decrecería 1,0 %. El mayor aporte en vivienda será del segmento medio y por su puesto de la vivienda de interés social que viene en crecimientos importantes.

¿La construcción en el Valle del Cauca qué papel ha jugado, cuál ha sido su comportamiento?

Este Departamento ha tenido un comportamiento positivo, ha sido de los mercados que en vivienda social sigue creciendo. Una cosa que es importante en el Valle del Cauca son los lanzamientos, un segmento que muestra cómo está la confianza en el mercado.

En la medición a junio de este año tuvimos un incremento en lanzamientos del 18 %, muy importante el segmento de vivienda social, pero una cosa que tiene de bueno este mercado es que también creció la vivienda No VIS. Otra cosa valiosa en el Valle y que a nosotros nos ayuda mucho en el consolidado es que tuvo un crecimiento en las iniciaciones de obra del 73,1 % al mes de junio. La vivienda VIS creció
107 % y la No VIS en 34, 5 %.

¿Esto es positivo para la región?

Claro, porque hay un comportamiento importante de iniciaciones. El Valle presenta una moderación comercial, las ventas bajaron 7,6 % en la variación 12 meses a junio, pero es de los mercados que menos ha sufrido ese ajuste, es de las regiones que menos caen.

¿Qué se podría hacer para estimular el sector constructor, en especial la vivienda?

Hemos analizado una situación y es por qué el mercado del segmento medio de vivienda, casas hasta de $320 millones que tienen subsidio a la tasa, no ha reaccionado y tampoco repuntan los segmentos altos, pese a que las tasas están bajando.

Creemos que esto sucede por los cambios realizados en la reforma tributaria que ajustó algunos beneficios al ahorro y a la inversión que tenían los colombianos y que no estaban ligados a la vivienda de interés social sino a los que querían comprar una segunda casa. Por ejemplo, las cuentas AFC -Cuentas de Ahorro para el Fomento de la construcción-. Con ellas los colombianos podían ahorrar y obtener beneficios tributarios.

Pero la reforma tributaria le puso topes a eso y entonces los beneficios que se obtienen ahora las hace poco interesante, ni alimentas las AFC ni se observa el beneficio de invertir en vivienda. Eso es muy grave.

¿Qué salidas quedan ante esto?

Lo que pasa es que eso ya quedó en la reforma tributaria, pero uno pensaría en que se deben buscar estrategias para ver cómo revivir esos instrumentos. Con la vivienda VIS no hay problema, pero lo que nos hace caer en el PIB y en el valor agregado es la vivienda diferente a VIS.

Se castigó el interés de invertir, porque la gente no encuentra atractivo. Antes era importante mandar una plata para la AFC porque se tenía un estímulo.

Lo que queremos es que la vivienda vuelva a ser una opción de inversión. Es una inversión segura porque la pones a rentar, respaldada por un sector financiero sólido y es una activo que se sigue valorizando. Pero en este momento no hay estímulos para que la gente use esa buena opción.

Por otro lado, ¿cuáles son las novedades del Congreso que realiza este mes Camacol?

Durante el Congreso, que arranca el 30 de agosto y va hasta el 1 de septiembre, vamos a debatir varios temas tales como el desarrollo urbano y la inclusión social, cómo el país sigue enfrentando el proceso de urbanización, cuáles son los factores que necesitamos para que el crecimiento urbano se dé junto a una evolución de la calidad de vida.

También vamos a presentar un estudio sobre cuál será el futuro del sector y cómo aprovechar las posibilidades de ser más productivos, pues no hay muchos avances en este campo. El resultado de este estudio servirá para plantear el plan de desarrollo del sector.

El País

X