Constructores critican programa de vivienda del Gobierno Petro: estos son los argumentos

Guillermo Herrera, presidente de Camacol, se refirió en Sigue La W a la implementación del programa recientemente anunciado por el Gobierno para reactivar el sector de la construcción.

Guillermo Herrera, presidente de la Cámara Colombiana de la Construcción (Camacol), el gremio de las constructoras de Colombia, respondió a Catalina Velasco, ministra de Vivienda, quien habló en este medio sobre la necesidad de agilizar la entrega de los proyectos para poder adjudicar los subsidios de vivienda.

Además, Camacol hace algunas advertencias sobre la implementación del programa recientemente anunciado por el Gobierno para reactivar el sector de la construcción.

Cabe recordar que, el pasado 10 de octubre, la ministra Velasco explicó cómo bajarán las tasas para la compra de Viviendas de Interés Social (VIS), cuáles son las nuevas líneas de crédito para que los colombianos puedan comprar casa y cómo se ayudará, a través de inyección de recursos, a las constructoras del país.

En primer lugar, Herrera comenzó advirtiendo sobre la realidad del sector constructor en el país: “Tenemos que ser optimistas ante estas coyunturas y trabajar de la mano con el Gobierno (…) pero el sector construcción acumula 16 meses de caída en la venta de vivienda”.

Así mismo, Herrera aseguró que el programa de vivienda que funcionaba antes en el país se encontraba basado en la confianza: “Cualquiera que cumpliera con los requisitos de entrada, siempre y cuando hubiera disponibilidad presupuestal, al final salía con el subsidio (…) ¿qué cambió ahora? Además de cumplir esos requisitos, se tiene que estar inscrito en el Sisbén y, hacia el final del proceso, lo califican y evalúan para decidir si le entregan el subsidio”.

De esta forma, Herrera explicó que los subsidios están basados en una figura llamada “preventa”, la cual fue creada por Colombia tras la crisis del UPAC: “Antes, usted construía y, cuando la casa estaba terminada, le buscaba comprador. Eso generó una burbuja inmobiliaria y cerca del 50% del stock de vivienda terminada hace 25 años terminó en manos de los bandos. Hoy funciona la preventa: primero vendo y, cuando llego al punto de equilibrio, arranco a construir”.

En ese sentido, señaló que, si bien los hogares colombianos necesitan vivienda, “no todos pueden comprar sin un subsidio” en este momento.

“De aquí al 2030, se van a formar 380.000 hogares al año en las ciudades. Estos van a requerir VIS y no todos podrán comprar sin subsidio. La pregunta es: ¿Hasta dónde una política de vivienda resolverá las necesidades del país? La gente resuelve sus necesidades de vivienda como sea: o invade o se va a vivir con alguien”, explicó el presidente de Camacol.

Herrera agregó que Colombia tiene la profundización hipotecaria muy baja, advirtiendo que “ya no es construir para vender, sino para operar”.

En ese sentido, señaló: “Los hogares se siguen concentrando principalmente en las ciudades (…) por las ventajas como el empleo, la salud y la educación. Crecen más y generan ciertas economías de escala y cierta capacidad de los hogares para comprar. La capacidad de compra de los hogares está determinada por su capacidad de endeudamiento, pero un país como Colombia tiene la profundización hipotecaria muy baja, hay una dificultad muy grande para encontrar demanda”.

Fuente: La W

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comunicaciones recientes

Suscribirme

En redes sociales

Artículos recomendados

Conoce más

Escríbenos