Sector de la construcción en el Valle, en riesgo de paralizarse por cambios en reglas para adjudicar subsidios

El Valle del Cauca es uno de los departamentos del país más golpeados por los cambios en la política de subsidios de vivienda para programas como Mi Casa Ya.

La alerta la hicieron los constructores de la región, quienes temen por una parálisis del sector. Ya hoy no se tienen planeados lanzamientos ni iniciaciones de proyectos en la ciudad y su área de influencia, hasta que el Gobierno aclare cómo funcionarán los subsidios para la vivienda social.

De acuerdo con Alexandra Cañas, gerente de Camacol Valle, lo que se conoce hasta ahora perjudica al departamento, que entre 2015 y el 2022 gestionó 54.777 subsidios de vivienda que impulsaron la industria. El año pasado se vendieron 32.000 unidades, cuando hace diez años se comercializaban unas 13.000.

¿Cuál es el problema? El Gobierno cambió la forma de adjudicar los subsidios de Mi Casa Ya, que permitían que las familias completaran la cuota inicial y tuvieran una pago mensual menor, por el aporte a la tasa.
Ahora, los interesados deben llenar la encuesta del Sisben y someterse a un sistema de puntos. “Con ese sistema se imposibilita la construcción en Cali y su zona de influencia”, afirmó Alexandra Cañas.

Esto porque el Gobierno quiere priorizar la construcción rural y en los municipios pequeños y, por ello, le otorga más puntos a las poblaciones de categorías 3 en adelante.

Debido a este cambio, en el momento los subsidios están parados.
“El Valle es el departamento más afectado por esta política porque donde está la demanda son los municipios de categoría 1, 2 y especial, y los hogares de estos, interesados en vivienda, no tendrán buena puntuación. Los subsidios serán menores y será complicado para muchos acceder a una casa”, agregó la ejecutiva.

Pero este no es el único problema que enfrenta el sector. Hoy la entrega de subsidios tiene dos momentos: una preaprobación, que se da cuando los hogares inician el proceso y empiezan a pagar la cuota inicial de su casa. Una segunda fase es a los 24 meses del paso anterior, cuando le entregan la vivienda y se hace el proceso de escrituración. En ese instante se hace efectivo el subsidio con una resolución y sale el préstamo bancario.

36 mil unidades de vivienda VIS en el Valle están vendidas, pero aún no se inicia la construcción.

Cifras

  • El año pasado en el Valle del Cauca se vendieron 32.249 unidades de vivienda nueva, de las cuales 27.974 fueron vivienda de interés social – VIS.
  • El 65% de los hogares que compraron casa nueva con el subsidio, fueron familias que ganan entre 1 y 2 salarios mínimos. Y el 39% de los compradores en el 2022, fueron personas provenientes del Pacífico colombiano.

10 mil unidades de vivienda están en oferta en el Valle del Cauca, aún sin vender.

Pero desde el año pasado no hay aprobación de subsidios, lo que significa que los constructores tienen unidades para escriturar y entregar, pero no han podido hacerlo, y mientras tanto siguen pagando sus créditos a los bancos.

“Si el subsidio pendiente de estas familias no se otorga, tendrían que buscar cómo hacer su cierre financiero, es decir mirar si pueden pagar la cuota de la casa sin esa ayuda, en un momento en que tenemos tasas altas de interés”, dijo Cañas.

Por eso en el país ya se está hablando de un aumento de los desistimientos, es decir, familias que compraron, pero que al final no pueden reunir o la cuota inicial o no pueden con el pago mensual y renuncian a hacerse a una vivienda.

Cálculos del gremio indican que en la región hay unas 34.000 viviendas vendidas y en construcción para entregar entre 2023 y 2024.
Entre tanto, el Gobierno Nacional informó que respetará los subsidios que ya tenían resolución y los demás deberán someterse al nuevo proceso.

La alerta en el Valle es que de esas 34 mil casas por entregar, no se sabe cuántas tienen resolución de subsidio y se teme que sea solo el 30 %, es decir, que unos 20.000 hogares podrían estar en riesgo de no poder completar su proceso de compra.

A estas personas, que venían pagando la cuota inicial, les cambiaron las reglas en el camino. Lo que estamos solicitando es que haya un periodo de transición y no se cambien estas reglas para los que ya venían en proceso de compra. La nueva metodología premia lo rural, pero el Gobierno no tiene en cuenta que trabajar en la ruralidad es complejo, no hay suelo habilitado, no hay servicios, entre otros problemas”, explicó Alexandra Cañas.

Además, comentaron los constructores que, en esa búsqueda de llegar a zonas menos favorecidas y no tanto a capitales principales, se olvidan que Cali es receptora de migrantes, que son favorecidos con los actuales proyectos de vivienda, además de mucha otra población vulnerable.

A la controversia sobre el futuro del sector se unió el exvicepresidente Germán Vargas, quien dijo en su columna semanal que “no parece adecuado innovar a estas alturas con la utilización del Sisbén como instrumento de focalización, pues se desarticula el proceso de asignación del subsidio, afecta el modelo de preventa y puede generar cuellos de botella insuperables. Hay alarmas que el Gobierno no debe desatender. 458 empresas de construcción están en proceso de insolvencia. La disposición a comprar vivienda ha caído 51 % y los desistimientos de negocios como proporción de las ventas se ubicaron en 22 %”.

¿Qué ha explicado el Gobierno?

“Los ajustes que se le hicieron a Mi Casa Ya responden a un diagnóstico desarrollado al programa, a las conclusiones de los diálogos regionales vinculantes y al trabajo conjunto entre el Gobierno, las comunidades, las constructoras, las cajas de compensación y las entidades de financiación”, explicó la ministra de Vivienda, Catalina Velasco, quien agregó que “nuestra meta es que los subsidios beneficien a los hogares más pobres y vulnerables y que lleguen a todos los municipios del país”.

La Ministra informó recientemente que a partir de abril se retomarán los desembolsos de los subsidios para la vivienda de interés social, pero aún no han salido los decretos que reglamentan los cambios.

Los subsidios se otorgarán a los beneficiarios, de acuerdo con la disponibilidad, el puntaje de priorización y según el orden de llegada, informó la funcionaria.

Fuente: El País

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comunicaciones recientes

Suscribirme

En redes sociales

Artículos recomendados

Conoce más

Escríbenos